Mujeres mayores a escondidas de su marido

Relato de una mujer más mayor con el hermano de su marido

Hoy os voy a hablar de mi marido, le encantan las mujeres mayores como yo y no es que estuviera loca por él, pero el cabrón follaba de maravilla y no pasaba día en el que pudiera evitar pensar en su rabo.

Mujeres mayores dominando el sexo

A mi yerno le encantan las mujeres mayores

Recuerdo que estaba un sábado tremendamente aburrida esperando su llamada. Curraba en una pizzería y los muy bastardos le cambiaban los horarios de trabajo cada dos por tres.

¿Por qué las mujeres mayores somos más calientes?

Muchas veces nos quedamos sin el polvo diario porque él salía muy tarde cansado sin posibilidades de reanimación, puesto que no me llamaba y mi coño me picaba. Decidí ir directamente a su casa para poder pillarlo y darle un repaso en cuanto cruzar el umbral de la puerta.

De camino me acordé de que seguramente estaría su hermanito por ahí dando la tabarra, ese mocoso francamente pesadito y totalmente desquiciado. Su afición a la informática y los juegos de ordenador, era sencillamente enfermiza pero bueno, supongo que con tal de conseguir un polvo aguantar al chaval tampoco era un precio excesivamente alto pero yo como una buena mujer madurita fui lanzada.

Las madres siempre son más atrevidas

Llegué y llamé al timbre, el padre Miguel me abrió y se quedó sorprendido, me dijo, que su hijo aún tardaría en llegar un buen rato pero que podía esperar en su cuarto. Entonces entre en aquel cutre santuario dedicado a las motos con postes de motos y fotos de pilotos. Desde luego mucho común no teníamos, pero en fin poco importaba eso ahora.

Por la cama deshecha encontré su pijama y sus calzoncillos azules que yo le regalé por su cumpleaños, lo primero que se vea la cara de mi nariz en aquel tejido suave y aspire al máximo que pude intentando atrapar el olor a polla.

Mujeres y madres dispuestas a todos

Comencé a tocarme la entrepierna a través de los pantalones y cerré los ojos dispuesta a dejarme llevar por el olor, era muy agradable para mí. El hermano pequeño hizo acto de presencia, no tan efusivamente como era característico en él, bruscos y se dio cuenta de lo que estaba haciendo y yo en aquel momento pero puesto que ni lo pregunto.

Me limité a seguirle la rosca, y me dijo que papá noel le había traído un regalo. Finalmente las que quería enseñarme me imaginé que sería algún otro juego de asesinar y mutilar .

Masturbando a la mujer mayor

Me encanta como me masturba

Al hermano de mi marido le encantan las mujeres mayorcitas

Entramos juntos a esa habitación donde los postes se multiplicaban por mil pero nada tenían que ver con motos esta vez todo eran espectaculares dibujos de fornidos de guerreros místicos dragones o alguna foto de pamela anderson que desentonaba un poco en el conjunto de una caja de cartón extraño, también había un casco plateado del que colgaban varios cables delegados, su hermano me contó entusiasmado que quien cuenta la última película que vio.

Veí imágenes virtuales de chicas desnudas que con sólo apretar un botón incluso pudiese quedar con alguna de ellas, de esas top models o con cualquier otra tía buena de las que salían en los postes, y que incluso podría llegar a sentir placer físico mayor.

Sexo con maduritas

Ttodo aquello me pareció una gran estupidez, que el mocoso me lo ofreció para probarlo y rechace su invitación tajantemente, y le eche un sermón. Ya le dije qué lugar de entrenarse con mujeres mayores virtuales lo que tenía que hacer era buscarse una chica de verdad y follarsela.

Al final cedí como una buena madurita a jugar con lo que estaba haciendo. Ví como de repente empecé a sentir un placer mayor mientras estaba mirando esas mujeres mayores maduras virtuales, el hermano de mi mirado empezó a mirar y sabía que me estaba excitando, pero yo intentaba disimular como podía porque no era lógico lo que estaba haciendo. Así que poco a poco me empecé a introducir en el asunto morboso y mis nalgas empezaron a sudar..

¿Cómo es una mujer con más experiencia en la cama?

  1. Más caliente
  2. Fogosa
  3. Exictante
  4. Pasional
  5. Sexualmente mucho más caliente
  6. Más experiencia

Era tanto el morbo que me estaba mojando las braguitas de una forma descomunal. Y entonces tuve que irme al baño a limpiarme porque estaba empezando a manchar mis pantalones y esta mal que unas mujeres mayores hagan esto. Cuando estaba en el baño, escuche como la puerta se abrí y de respente me encontré a hermano de mi marido, y me dijo, ¿te puedo ayudar en algo?

Mujer mayor chupando

Madurita chupando la polla rica de su yerno

Madurita chupando

Yo le dije, por su puesto que no, sal de aquí que me estás molestando. Él se puso rojo y se marcho a la habitación. Entonces cuando fui de nuevo a continuar con el mayor juego virtual sexual, vi como estaba masturbándose por debajo del pantalon, note como tenía una gran polla descomunal, y cuando vi eso de nuevo comencé a mojarme y él sabía que estaba otra vez muy excitada.

Al final decidí bajarme los pantalones para limpiarme y él me volvió a preguntar que si me ayudaba porque le encantaban las mujeres maduras como yo, nunca había estado con una madre de mi edad. Parece ser que las mujeres maduras es algo que le excitan muchisimo porque no entendía como podía estar tan cachondo cuando me veía.

Las maduras también nos dicen milfs o cougars

De siempre había sido así pero por respeto a mi marido nunca se lo dije, la verdad que el chico era muy guapo y sobre todo lo que me impresionó era su gran pene. Nunca había visto algo semejante, entonces decidí dejarle que me ayudase a limpiarme la braguitas que estaban muy mojadas.

Se acerco a mi lado, y él me dijo, me encantan las mujeres maduras como tu, siempre he estado con mujeres mayores o viejas cachondas que les encanta el sexo. Me quede alucinada cuando me dijo que prefería mujeres maduritas a las chicas de su edad. Nunca había pensado eso, y yo le dije, ¿por qué te gustan las mujeres mayores más viejas que tú?

¿Has estado con mujeres maduras alguna vez?

El me contesto, siempre ah sido así, mis relaciones anteriores siempre estuve con mujeres mayores, las chicas de mi edad no me gusta, he estado con mujeres mucho más mayores que yo, hasta han sido abuelas y madres, si si como lo yes me dijo..

Después de que la conversación se empezó a poner muy caliente, llame a mi marido para ver a que hora venía y asegurarme de que no nos iba a ver en su habitación de este modo, me dijo que tardaría un rato.

Aventuras de mujeres de avanzada edad

Entonces siguió contándome sus aventuras con mujeres mayores, y me estuvo contando la última vez que había estado con una madre casada y su marido no estaba en casa. Me estaba imaginando estando yo con él en el mismo asunto. Yo, casa y madurita con un joven y delicioso chico sin que mi marido se entere de nada..

Sería una historio de una mujer madura como se acaba follando a su yerno… Proximamente seguiré contando esta morbosa historia…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *